Minería

apacto 61

En Pacto, la actividad minera se realiza a través de túneles, en las localidades de Buenos Aires, La Victoria y Paraíso; y a cielo abierto en Santa Teresita y San Francisco de Pachijal. 

Los moradores de Pacto consideran que la minería metálica no es una actividad productiva.  Por el contrario, ésta imposibilita el desarrollo de otras actividades de gran  importancia económica para la población y la zona, especialmente las que tienen que ver con eco turismo, conservación, ganadería y agricultura.  

Esta actividad  ha generado contaminación, destrucción de la belleza escénica, y destrucción del tejido social.  Los conflictos inherentes a la extracción de recursos minerales, han ocasionado que la parroquia sea escenario de incidentes violentos, al punto de atentar contra los derechos humanos de los habitantes que se resisten a la misma.

Gracias a la persistente presión que los moradores de Pacto han ejercido sobre las autoridades, hace dos años fueron clausuradas todas las minas ubicadas dentro de la parroquia.  Sin embargo, las personas y compañías interesadas en la explotación minera insisten constantemente en reabrir estas minas, y no existe aún regulación adecuada por parte de las autoridades encargadas del sector.

No se realiza la explotación legal  de canteras, ya que por el momento no existen estudios técnicos que identifiquen los lugares y métodos idóneos para desarrollar esta actividad, y la población no está de acuerdo en que esta actividad se desarrolle sin ningún control técnico ambiental.  Bajo esta perspectiva, la comunidad menciona que permitirá realizar minería de material pétreo sólo para beneficio comunitario, como la construcción de obras, apertura y mantenimiento de vías.  Sin embargo, se ha identificado que los ríos Mashpi y Pachijal, están sujetos a explotación de material pétreo en varios puntos de su cauce.  Esta explotación la realiza el Municipio de Pedro Vicente Maldonado, el Municipio de San Miguel de los Bancos, y el Gobierno Provincial de Pichincha para arreglar caminos vecinales.  También los dueños de fincas y haciendas hacen uso de este material, en ocasiones de manera indiscriminada.  Lamentablemente, ninguno de estos actores realiza esta explotación de manera legal, y, con estudios técnicos que garanticen minimizar el impacto ambiental sobre los sistemas hídricos.

apacto 60

Es necesario establecer los mecanismos para regular el uso y manejo de las microcuencas hídricas, protegiéndolas de la deforestación causada por la tala de bosque, la ampliación de la frontera agrícola y la actividad minera.

La microcuenca del río Chirapi se ve afectada por serios problemas de contaminación ocasionados por la actividad minera aurífera. Desde 1995 y hasta la fecha se vierten efluentes con cianuro y mercurio provenientes del  lavado de las piscinas de cianuración en las minas de oro ubicadas en los alrededores de Pacto, en donde además existe un mal manejo de aguas servidas. Estas fuentes de contaminación son una amenaza significativa para la salud de los pobladores, ya que dentro de esta microcuenca está la mayor concentración poblacional de la parroquia.

 

Enlaces Externos

logos1.png logo_conagopare_CURVAS.png quito.png logos2.png logos3.png logos8.png logos9.png logos7.png logos4.png logos6.png

Visitas

0344952
Hoy
Ayer
Esta Semana
Semana Pasada
Este Mes
Todas
168
380
1585
3091
8250
344952

7.96%
18.65%
3.32%
0.97%
0.07%
69.03%
Online (15 minutes ago):7